Categoría: Estudios y proyectos

El sedentarismo y la actividad física pueden influir en la salud cardiovascular en la edad adulta

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Un equipo liderado por el Instituto de Investigación Sanitaria Illes Balears (IdISBa), ha realizado un estudio para identificar cómo el sedentarismo y la actividad física pueden influir en el riesgo cardiovascular en la edad adulta.

Aina Maria Galmés Panadés, Miquel Fiol y Dora Romaguera y Jadwiga Konieczna investigadores del IdISBa, han participado en la publicación del artículo con el título "Isotemporal substitution of inactive time with physical activity and time in bed: cross-sectional associations with cardiometabolic health in the PREDIMED-Plus study" en la revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity.

Entre todos los comportamientos analizados, la substitución de 30 minutos de sedentarismo por 30 minutos de actividad física moderada y vigorosa es el que muestra una relación más fuerte con la prevención de la aparición de factores de riesgo para la salud, como por ejemplo: el sobrepeso y la obesidad, el azúcar en sangre o el colesterol.

El artículo ha sido publicado en la revista International Journal of Behavioural Nutrition and Physical Activity, situada entre las 10 mejores revistas del mundo en nutrición y dietética. El estudio, liderado por la Sra. Aina M Galmés-Panadés y la Dra. Dora Romaguera, se basa en los datos de 2.189 hombres y mujeres, participantes en el PREDIMED-Plus (PREvención con DIeta MEDiterránea), con edades comprendidas entre los 55-75 años con sobrepeso u obesidad y síndrome metabólico, reclutados de 23 centros de investigación de toda España, incluyendo Baleares. Se tomó en consideración el tiempo dedicado por los participantes del estudio, a hábitos de vida distintos: el tiempo sedentario, el tiempo de actividad física (diferenciando actividad física ligera – por ejemplo caminar despacio, moderada – caminar rápido, y vigorosa – correr) y las horas de sueño. Para medir estos hábitos se utilizó un acelerómetro que registra los movimientos que realizaban en su día a día los participantes, durante 7 días. Por otro lado, la salud cardiovascular se midió con analíticas de sangre y densitometrías para conocer su composición corporal.

De acuerdo con los resultados del estudio, aquellos hombres y mujeres que pasaban más horas al día realizando actividades sedentarias, como puede ser mirar la televisión, utilizar el ordenador, o desplazarse en coche o autobús, tenían más factores de riesgo cardiovascular que aquéllos que permanecían menos horas al día sedentarios. Además, se analizaron diferentes combinaciones de hábitos de vida, y se comprobó que la substitución de 30 minutos de sedentarismo por 30 minutos de actividad física moderada y vigorosa mostraba una relación más fuerte con la prevención de la aparición de factores de riesgo para la salud, como por ejemplo: el sobrepeso y la obesidad, el azúcar en sangre o el colesterol.

Según concluye la investigación, para mantener la salud y la calidad de vida en la edad adulta es crucial seguir unos hábitos de vida saludables: invertir pocas horas de sedentarismo, como puede ser mirar el televisor; realizar actividad física, mejor si se realiza a una intensidad moderada y vigorosa, y dormir las horas pertinentes.

Referencia del artículo
Galmes-Panades AM, Varela-Mato V, Konieczna J, Wärnberg J, Martínez-González MÁ, Salas-Salvadó J, et al. Isotemporal substitution of inactive time with physical activity and time in bed: cross-sectional associations with cardiometabolic health in the PREDIMED-Plus study. Int J Behav Nutr Phys Act. 2019;16(1):137. doi: 10.1186/s12966-019-0892-4. PubMed PMID: 31870449.

Enlaces Bibliosalut | AltmetricAltmetric | Texto completo

[Fuente: Instituto de Investigación Sanitaria Illes Balears (IdISBa)]

[Foto: Govern de les Illes Balears]