Categoría: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

Más de 16.000 alumnos de las Illes Balears han participado en los programas de prevención que ha llevado a cabo la Consejería de Salud

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Más de 16.000 alumnos y 600 profesores participaron durante el pasado curso en los distintos programas de prevención de drogodependencias y adicciones que lleva a cabo cada año la Consejería de Salud, a través de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, y en los que se enmarcan los programas de prevención del consumo de tabaco. Alumnos de educación infantil, primaria y secundaria se benefician de estos cursos de prevención destinados a la adquisición de hábitos saludables. En los últimos años se ha detectado un incremento en la percepción del riesgo del consumo de tabaco por parte de los jóvenes. Un 91,4 % de menores entre 14 y 18 años opina que el consumo de una cajetilla diaria de tabaco puede ser la causa de graves problemas de salud.

La Consejería de Salud, a través de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, centra gran parte de sus esfuerzos en la prevención del consumo de tabaco entre la población más joven, con el objeto de revertir los datos de dichas encuestas.

Cursos de prevención educativa

Durante el curso escolar 2012-2013 se realizaron en los centros educativos de las Illes Balears los siguientes programas destinados a la promoción de hábitos saludables donde se incluye la prevención del consumo de tabaco:

  • Bon dia salut: dirigido a alumnos de educación infantil y primaria. Este programa está centrado en la promoción de hábitos saludables trabajando, entre otros, el tema del tabaco.
  • Decideix: orientado a alumnos de educación secundaria. Es un programa general de prevención de drogodependencias y adicciones en el que se trabajan sobre todo las habilidades sociales frente a las situaciones de consumo de drogas, especialmente en drogas de inicio (tabaco y alcohol).
  • Respir@ire: al inicio de 2013 se puso en marcha este nuevo programa de prevención escolar, en formato en línea, dirigido a estudiantes de Educación Secundaria. Su objetivo es informar a lo largo de los cuatro cursos de la ESO sobre el tabaco y las consecuencias de su consumo.

Talleres de deshabituación del tabaquismo

Por otro lado, desde la Gerencia de Atención Primaria del Servicio de Salud se realizan cada año talleres de deshabituación del tabaquismo para ayudar a la población a abandonar el tabaco. La mayoría de profesionales sanitarios de los centros de salud ofrecen sistemáticamente el consejo de dejar de fumar a todas las personas fumadoras que acuden a sus consultas. Buena parte de ellos también realiza una breve intervención a todas las personas que desean dejar de fumar pero que, por diversos motivos, no pueden o no consideran necesario adherirse a un programa avanzado o intensivo.

Durante el año 2013 se realizaron desde Atención Primaria más de 71.000 intervenciones por parte de personal sanitario a pacientes relacionados con la deshabituación tabáquica.

El apoyo a aquellas personas que piden ayuda para dejar de fumar puede realizarse individualmente o en grupo y es realizado por profesionales sanitarios formados específicamente en deshabituación tabáquica. Durante el 2013 se realizaron 1.401 intervenciones individuales y 462 grupales.

Campaña inspección de cigarrillos electrónicos

El Servicio de Inspección de Consumo de la Consejería de Salud continúa durante este año la campaña de control ya iniciada en el 2013 de los cigarrillos electrónicos, dispositivos que liberan determinadas dosis de nicotina mediante un proceso de calentamiento electrónico, el denominado vapeo. Hasta el pasado mes de marzo no existía una regulación específica para la fabricación, venta y consumo de estos cigarrillos y durante la campaña de inspección llevada a cabo por la Dirección General de Salud se realizaron actuaciones como:

  • Informar a los establecimientos dedicados a esa actividad sobre la prohibición de hacer referencia a la salud o a indicaciones terapéuticas y, en su caso, retirar la publicidad o el etiquetado donde se realizaban dichas referencias.
  • Informar de la obligatoriedad de que el etiquetado del producto, tanto del líquido de recarga, como del cigarrillo electrónico, figurase en idioma oficial.
  • Tomar muestra de productos para su análisis. El Servicio de Inspecció de Consumo tomó muestra de 25 productos: 16 de líquidos de recarga y 9 de cigarrillos electrónicos, que fueron analizados por el Centro de Investigación y de Control de la Calidad dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
  • Incluir en la Red de Alerta de Consumo las incidencias detectadas.

El pasado mes de marzo, la modificación de la Ley del tabaco incluyó la regulación de la venta, suministro, consumo y publicidad de estos dispositivos por la que se prohíbe la venta y suministro de cigarrillos electrónicos a menores de 18 años y se prohíbe su consumo en determinados lugares: administraciones públicas, establecimientos sanitarios, centros escolares, medios de transporte público y parques infantiles.

[Fuente: Conselleria de Salut. 02/06/2014]