Categorías: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Instituciones sanitarias

Niños y niñas en hospitales de Balears leen la adaptación de la Carta Europea de Derechos del Niño Hospitalizado

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El sábado 13 de mayo es el Día Internacional del Niño Hospitalizado. Para celebrar este día, la Comisión Autonómica de Humanización organizó, en todos los hospitales públicos de las Illes Balears, la lectura por parte de niños y niñas de la adaptación de la Carta Europea de Derechos del Niño Hospitalizado.

La Comisión Autonómica de Humanización ha realizado una adaptación de la Carta Europea sobre los Derechos del Niño Hospitalizado, aprobada por el Parlamento Europeo el 13 de mayo de 1986.

La carta cuenta con perspectiva de género, se describe en primera persona y se acerca a un lenguaje más familiar y al momento actual, además, viene acompañada de una infografía diseñada por el enfermero Tolo Villalonga y se difundirá en formato póster en los hospitales, así como en la web del Servicio de Salud y en redes sociales.

El objetivo es sensibilizar a toda la sociedad y avanzar en el proceso de humanización de los hospitales infantiles. 

Carta adaptada en Balears de Derechos del Niño Hospitalizado

"Como persona menor de edad hospitalizada tengo derecho a:

Ingresar en el hospital solamente si no puedo recibir los cuidados necesarios a nivel ambulatorio. La estancia en el hospital será lo más breve posible.
Estar hospitalizada junto a otras niñas y niños, evitando siempre y cuando sea posible la hospitalización con personas adultas, en espacios que respondan a mis necesidades de cuidados y cumplan con las normas de seguridad.
Estar acompañada el máximo tiempo posible por mi familia o la persona que la sustituya durante mi hospitalización, y a que expresen su conformidad con los tratamientos o se nieguen a cualquier propósito que no sea terapéutico.
Contactar con mi familia en momentos de tensión.
Recibir información adaptada a mi edad sobre mi enfermedad y su tratamiento, de un modo que pueda comprenderla con facilidad, y que también la reciba mi familia respetando mi intimidad.
Recibir atención individualizada y tener profesionales de referencia.
Ser tratada por personal cualificado, que conozca mis necesidades físicas y emocionales, y que me traten con tacto, educación y comprensión, respetando mi intimidad.
Negarme a que me sometan a pruebas para investigar o estudiar mi enfermedad si la intención no es curarme.
Seguir estudiando durante mi hospitalización y disponer de salas equipadas con juguetes, libros y audiovisuales adaptados a mi edad.
Estar protegida en el caso de haber sufrido algún tipo de violencia.
Estar protegida por la Declaración de Helsinki cuando sea sometido a tratamientos experimentales".

[Fuente: Conselleria de Salud y Consumo. 12/05/2023]

[Foto: Conselleria de Salud y Consumo]