Categorías: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Epidemiología

Los centros de salud comienzan la inmunización contra la bronquiolitis

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

La población diana son todos los bebés nacidos entre el 1 de abril de 2023 y el 31 de marzo de 2024.

Los centros de salud de las Islas Baleares inician la inmunización contra el virus respiratorio sincitial (VRS) a todos los bebés nacidos entre el 1 de abril de 2023 y el 31 de marzo de 2024 para protegerles de bronquiolitis, neumonías y otras infecciones respiratorias. Es la primera vez que en las Islas Baleares se inmuniza a todos los recién nacidos, independientemente de si tienen factores de riesgo o no.

Hasta ahora, la inmunización contra el VRS, causante del 80% de los casos de bronquiolitis, se hacía únicamente a los bebés de riesgo; es decir, prematuros de menos de 35 semanas, inmunodeprimidos o con patologías respiratorias o cardiacas o con enfermedades graves hasta los 24 meses.

El 95% de los niños que enferman de manera grave por bronquiolitis son niños sanos, los niños inmunizados sufren un proceso mucho más leve que no requerirá ingresos.

Temporada de circulación del VRS

El VRS que circula habitualmente entre los meses de octubre y marzo, es un patógeno contagioso que afecta fundamentalmente a lactantes menores de un año y suele ser la principal causa de infección en las vías respiratorias inferiores. Esta infección está especialmente relacionada con bronquiolitis y neumonía.

Desde el pasado mes de octubre, Salud inmuniza a los lactantes con enfermedades de riesgo en hospitales y, a partir de ahora, esta inmunización se hace extensiva a todos los bebés nacidos entre el 1 de abril de 2023 y el 31 de marzo de 2024.

Las infecciones por VRS suponen cada año una importante sobrecarga asistencial tanto en atención primaria como en los servicios de urgencias y provocan un número elevado de hospitalizaciones en unidades de cuidados intensivos y en hospitalización.

El nirsevimab es un anticuerpo monoclonal que se administra como una vacuna, y que con una dosis única proporciona protección durante, al menos, 5 meses. Al administrarse directamente los anticuerpos al lactante no se depende del sistema inmunitario del recién nacido o de la madre para generar la protección, y este efecto es inmediato después de la administración.

El nirsevimab ha demostrado ser muy eficaz para evitar la infección y para reducir la gravedad de las infecciones respiratorias; con ello se pueden llegar a evitar más del 80% de hospitalizaciones por VRS en lactantes. Además, por su mecanismo de acción, no interfiere con ninguna vacuna del calendario, y se puede administrar de manera simultánea.

La administración del nirsevimab a los recién nacidos tendrá lugar en el mismo hospital de nacimiento antes del alta hospitalaria. Para los lactantes nacidos a partir del 1 de abril, la administración de la vacuna se llevará a cabo en los centros de salud. Serán las enfermeras de pediatría de atención primaria las que harán una captación activa de los bebés contactando con las familias.

Otras medidas para prevenir el contagio por VRS

Para intentar evitar la transmisión del VRS es importante seguir las recomendaciones siguientes: lávese las manos regularmente, lave los juguetes, prendas, útiles y ropa de cama con frecuencia, y procure evitar el contacto estrecho del bebé con personas que no se encuentren bien o tengan catarro, pues pueden ser una fuente de contagio.

[Fuente: Conselleria de Salud. 24/11/2023]

[Foto: Conselleria de Salud]