Categoría: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

Salud presenta las conclusiones de la Encuesta sobre el uso de Drogas entre los estudiantes de Secundaria de las Illes Balears

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

En la encuesta han participado más de 2.000 estudiantes de las islas de entre 14 y 18 años. El alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva legal con más prevalencia de consumo entre los estudiantes.

Los resultados de la encuesta ESTUDES contribuyen a generar la evidencia necesaria para poder tomar decisiones sobre la prevención y la promoción de la salud y los hábitos saludables entre la población más joven. En esta última edición de la encuesta se han consultado a 2.207 personas.

Así, en 2022-23 el alcohol fue la sustancia psicoactiva con más prevalencia de consumo entre estudiantes de 14 a 18 años de las Illes Balears, de acuerdo con los datos de la Encuesta sobre el uso de drogas entre los estudiantes de secundaria en España (ESTUDES), que se lleva a cabo de manera bienal y que promueve y financia la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas con la colaboración de las comunidades autónomas.

En lo referente a esta sustancia, el 75,9% de los encuestados reconoce haber consumido bebidas alcohólicas alguna vez a la vida, el 72,9% en el último año y el 52,1% en el último mes. El alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva legal con más prevalencia de consumo entre los estudiantes. La prevalencia de consumo de bebidas alcohólicas es mayor en las mujeres que en los hombres en todas las frecuencias, también en los consumos más problemáticos, como por ejemplo las borracheras y el botellón.

El 26% de estudiantes dice haber consumido alcohol de forma intensiva (binge drinking) en los últimos treinta días, cifra que se sitúa en un 50,7% entre los que han consumido bebidas alcohólicas en el último mes.

El 18,6% de estudiantes manifiesta haberse emborrachado en el último mes. El 38,5% de los estudiantes afirma haber hecho botellón en el último año.

La mayoría de los estudiantes hacen un uso habitual de bebidas energéticas, el 50,7% refieren haberlas consumido en el último mes y el 22,8% combinadas con el alcohol.

En cuanto al consumo de tabaco, el 34,5% del alumnado de 14 a 18 años afirma haber fumado tabaco alguna vez en la vida. El 29,1% en el último año, el 22,2% en los últimos treinta días y un 6,9% diariamente durante el último mes. La prevalencia de consumo de tabaco es mayor en las mujeres.

Un 53,9% ha manifestado haber consumido cigarrillos electrónicos alguna vez en la vida; esta prevalencia en 2020-21 fue de un 39,3%. El valor es superior en mujeres (56,3%) que en hombres (51,3%).

El 20,8% de estudiantes afirma haber consumido hipnosedantes (con y sin receta médica) alguna vez a su vida, el 15,8% en los últimos doce meses y un 8,9% en el último mes.

Entre las sustancias psicoactivas ilegales, el cannabis es la más consumida por estudiantes después del alcohol y del tabaco. Un 31,4% de jóvenes declara haber consumido cannabis alguna vez en la vida, el 26,5% en el último año y un 19% en los últimos treinta días.

En comparación con los datos de 2020-21, se mantiene la tendencia en cuanto al consumo alguna vez en la vida, pero aumenta el consumo tanto en los últimos 12 meses (26,5% vs. 24,0%) cómo en los últimos 30 días (19% vs. 15,6%). Por primera vez, las mujeres igualan a los hombres en el consumo de cannabis.

Los estudiantes empiezan a consumir más tempranamente las sustancias legales que las ilegales. La edad de inicio se sitúa en los 14 años para el alcohol, 14,1 años para el tabaco, 14,3 años para los hipnosedantes, 14,9 años para el cannabis, 15,1 años cuando se trata de la cocaína y 15,7 años en el caso de los alucinógenos.

Percepción del riesgo

En cuanto a la percepción de riesgo ante el consumo, el alumnado de 14 a 18 años tiene la creencia que ciertos comportamientos pueden conllevar muchos o bastantes problemas. Se observa la percepción de comportamientos peligrosos en el hecho de fumar un paquete diario de tabaco (86,1%) y en el consumo habitual de sustancias como cocaína en polvo (87,8%), heroína (87,5%) y cannabis (84,2%).

En cuanto a la disponibilidad percibida, un 91,7% considera que puede conseguir el alcohol fácilmente o muy fácilmente, y un 87,8% el tabaco, seguido por un 58,0% del cannabis.

En relación con las medidas que se podrían tomar para solucionar el problema de las drogas, la más valorada es la educación en los centros educativos (86,7%), seguida del tratamiento voluntario de las personas consumidoras (78,5%). La medida menos valorada hace referencia a la legalización de todas las drogas (24,3%).

Adicciones comportamentales: Internet, videojuegos y juego con dinero

El 18,4% refiere un uso compulsivo de Internet: chatear, enviar mails, WhatsApp, usar redes sociales, jugar con o sin dinero, escuchar música o ver vídeos.

Se observa más prevalencia en las chicas (23,9%), frente a los chicos (12,7%).

En el caso del juego, el 14,9% refiere haber jugado a juegos de apuestas con dinero, tanto presencialmente como en línea. Cabe recordar que son datos relativos a menores de edad, mayoritariamente.

Un 85,7% ha jugado a videojuegos en los últimos doce meses. La prevalencia es superior en los chicos, que representan un 97,1%, respecto a las chicas, que suponen un 74,8%.

En cuanto a jugar con dinero en Internet, un 9,1% manifiesta que ha jugado en los últimos doce meses. Un 13,2% fueron hombres y un 5,1% mujeres.

Un 14,9% manifiesta que ha jugado con dinero presencialmente en el último año. Un 18,3% fueron chicos y un 11,5%, chicas.

Recursos para la prevención de las adicciones

La Dirección General de Salud Mental (DGSM), mediante el Plan de Adicciones de las Illes Balears, pone a disposición de los centros educativos varios programas preventivos dirigidos a educación infantil, primaria y secundaria.

Así mismo, la Plataforma para un Ocio de Calidad es una herramienta de participación comunitaria, liderada por la DGSM, de la que forman parte entidades y administraciones públicas y que tiene como propósito impulsar estrategias preventivas colaborativas dentro del ámbito del ocio, y desde todos los sectores, que comporten mejoras en salud pública, como la prevención del consumo de alcohol en el colectivo de menores de edad.

Igualmente, la DGSM dispone del teléfono CRIDA (971 17 78 48) para dar una respuesta y una atención personalizadas a quien las solicite desde cualquier punto de las Illes Balears. Es un servicio telefónico atendido por profesionales y que se caracteriza por su accesibilidad, inmediatez de la respuesta, confidencialidad y atención personalizada.

[Fuente: Conselleria de Salud. 15/02/2024]

[Foto: Conselleria de Salud]