Categoría: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

La directora general de Salud Pública visita la carpa de la AECC con motivo de la campaña de prevención solar

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

La directora general de Salud Pública y Participación, Maria Ramos, ha visitado la carpa que ha instalado la Asociación Española Contra el Cáncer en la plaza de Espanya con motivo de la presentación de la campaña de prevención solar contra el cáncer de piel. Al acto ha asistido la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en Baleares, Teresa Martorell.

En la década de los 90 se produjo un incremento de la incidencia de melanoma tanto en hombres como mujeres, una tendencia que se ha revertido, ya que en la actualidad se observa una disminución de la incidencia de melanoma en las mujeres y una estabilización en los hombres. Cada año se diagnostican en Mallorca 38 casos de melanoma en mujeres y 37 en hombres, según los datos del registro de cáncer en Mallorca. Con respecto a la mortalidad, cada año mueren unas 4,5 mujeres y unos 10 hombres por este cáncer.

La directora general de Salud Pública y Participación, Maria Ramos, ha destacado la importancia de campañas como la que realiza la AECC para concienciar a la población.

Un diagnóstico precoz ayuda en el tratamiento; el cáncer de piel puede tratarse con éxito, incluso en fases avanzadas. El cáncer de piel es visible y, por lo tanto, cualquier persona puede controlar sus manchas en la piel.

Especialmente, es necesario que un médico realice el control si:

  • Han cambiado de tamaño, color o forma.
  • Son diferentes al resto.
  • Son asimétricas.
  • Tienen un tacto áspero.
  • Tienen varios colores.
  • Pican.
  • Sangran.
  • Tienen una superficie brillante.
  • Parecen una herida pero no cicatrizan.
  • Tienen un crecimiento progresivo.

Recomendaciones para minimizar el riesgo de cáncer de piel

  • Extremar las medidas de protección para los niños (uso regular de protector solar con factor elevado, más de 30, camiseta y gorra).
  • Buscar la sombra y no exponerse al sol en las horas centrales del día (entre 12.00 y 16.00 horas).
  • Protegerse la piel y los ojos (gorra, camiseta, gafas).
  • Dejar que la piel se acostumbre al sol de manera gradual. ¡Evitar las quemaduras solares!
  • Si la piel se enrojece después de la exposición al sol, significa que se ha quemado.
  • Cuando aparecen ampollas o dolor que duran más de 2 días, se considera quemadura grave.
  • Aplicarse protector solar con factor elevado, más de 30, cada dos horas.
  • Evitar el uso de cabinas de bronceado.

[Fuente: Consejería de Salud. 03/05/2016]

[Foto: Consejería de Salud]