Categorías: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Calidad

Suministro de la vacuna antimeningocócica conjungada trevalente

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El día 14 de febrero el Consejo de Gobierno autorizó a la Consejería de Salud y Consumo la contratación del suministro de la vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente ACWY (MACWY) por un importe de 1,3 millones de euros.

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordó incluir esta vacuna en el calendario infantil para la edad de 12 años.

Esta vacuna sustituye la vacuna monocomponente contra al meningococo del grupo C (MC). Asimismo, se consideró necesario modificar el calendario por el aumento de casos de enfermedad meningocócica (MM) por meningococo del grupo W. Esta dosis se incluyó en el calendario en 2019.

Por otro lado, también se consideró necesario incluir la vacunación de adolescentes y jóvenes nacidos a partir del año 2001 y hasta el 2008 en un periodo de tiempo relativamente corto, ya que estos grupos presentan altas tasas de incidencia de la enfermedad meningocócica y son los principales difusores del meningococo. Así, en 2020 se inicia la vacunación de jóvenes nacidos en los años 2001, 2002 y 2006. En el caso del último año, se aprovecha que los adolescentes realizan la visita de los 14 años. Posteriormente, se vacunará al resto de cohortes.

El cálculo de dosis necesarias para la vacunación se basa en las personas registradas en el padrón nacidas en 2001, 2002 y 2006 (campaña de captación de adolescentes) y en 2008 (dosis de calendario a la edad de 12 años), y en las coberturas estimadas para cada grupo de edad.

La prevención de enfermedades es esencial para mejorar el nivel de salud de la población en general. La vacunación, tanto de la población general como de las personas con condiciones especiales, es una de las actividades más consolidadas en salud pública.

Las vacunaciones sistemáticas son intervenciones que han demostrado su eficacia desde la introducción de las primeras vacunas. La vacunación masiva contra enfermedades de incidencia elevada o de gravedad especial evita la patología, las secuelas y la mortalidad que estas enfermedades provocan, con los costes personales, sociales y económicos que conllevan.

Especialmente en el caso de la mayoría de las vacunaciones de niños y adolescentes, que llegan a un sector amplio de esta población, el beneficio no es solo individual, sino que se tiene que añadir un beneficio indirecto de protección colectiva, puesto que las personas inmunizadas evitan la circulación del microorganismo, de forma que la población protegida es más amplia que la vacunada.

Además, la mayoría de enfermedades prevenibles por vacunación incluidas en programas de vacunación evitan estas patologías en la infancia y la adolescencia, con lo que el beneficio tanto en años como en calidad de vida es mucho más elevado que con intervenciones en la vida adulta.

[Fuente: Consejería de Salud. 14/02/2020]

[Foto: Infosalut / Vacunació del grip / CC BY-NC-SA 4.0]

Noticias relacionadas

El Web Infosalut utiliza cookies propias para mejorar la navegación. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entenderemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política del sitio web.