Back Está aquí: Home Salud pública Noticias de salud pública Salud ambiental Tres arenales de Mallorca se suman a la red de playas sin humo

Tres arenales de Mallorca se suman a la red de playas sin humo

Tres arenales de Mallorca se han sumado ya a la red de playas sin humo, tal como informaron las consellerias de Salud y Consumo y de Medio Ambiente y Territorio durante el acto de señalización en Cala Estància, Palma. Las otras dos zonas se ubican en Cala Anguila, en el municipio de Manacor, y Sant Joan en Alcúdia. 

La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, y el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir visitaron Cala Estància acompañados de la regidora de Sanidad del Ayuntamiento de Palma, Elena Navarro, destacaron la importancia de la iniciativa impulsada por la Dirección General de Salud Pública, cuyo objeto es promover los hábitos saludables y sensibilizar a la población sobre la importancia de no dejar residuos en los espacios naturales. Asimismo, animaron a los ayuntamientos costeros de las Illes Balears a adherirse de formas voluntaria.

Patricia Gómez aprovechó para recordar los efectos negativos de fumar y destacó que el tabaco es la causa directa de numerosas patologías como el cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfermedades cardiovasculares, y es un agravante de otras enfermedades.

Por ello, ha valorado la creación de la red de playas sin humo: “El objetivo es ampliar los espacios libres de humo en nuestra comunidad y que la gente sea consciente de la importancia de abandonar un hábito perjudicial y adoptar un estilo de vida saludable”. Asimismo, añadió que esta medida evitará el peligro que suponen las colillas para los niños pequeños que juegan en la arena, los cuales pueden tragárselas accidentalmente.

La iniciativa, que se pone en marcha de forma piloto, es voluntaria, y los ayuntamientos pueden decidir qué parte de su litoral se adhiere a la red. Pueden ser playas enteras o tramos de playa, que serán sitios donde no se podrá fumar. Después, tendrán que velar para que en dichos lugares no se fume, si bien la policía local no podrá sancionar a los fumadores, puesto que no infringen ninguna normativa. “La idea es concienciar a la población en positivo, apelando a la responsabilidad y al respeto y no a las normas o sanciones”, ha dicho Gómez.

Además, el 2018, Cala Estància obtuvo una calificación de excelente en el control oficial que se realiza conforme al Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre, sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño.

El conseller Miquel Mir incidió en la repercusión positiva que la red de playas sin humo puede tener en el entorno natural ya que las colillas son el residuo más abundante de la basura marina, incluso por delante de los plásticos, y solo se necesita una para contaminar 8 litros de agua. Además, las sustancias que componen los cigarrillos, como por ejemplo el alquitrán, el plomo, el mercurio, el amoníaco, la nicotina o el arsénico, entre otras muchas, quedan atrapadas en el filtro, que no es biodegradable y puede tardar hasta 10 años en descomponerse. De este modo, contaminan la arena a través de la ceniza pulverizada y transportada por el aire, el agua y las propias especies marinas. Cabe recordar que se han hallado colillas en el estómago de aves y tortugas.

El artículo 22 de la Ley de residuos y suelos contaminantes, que habla sobre las medidas de prevención, reutilización y disminución de la condición de peligrosidad de los residuos, dispone que las administraciones de las Illes Balears, en el ámbito de sus propias competencias y a los efectos de lograr un mayor grado de prevención en la generación de residuos, adoptarán, entre otras, la siguiente medida: incorporar en las ordenanzas municipales medidas de prevención y minimización del abandono de residuos en la costa, como por ejemplo colillas, envases, objetos oxidados y otros de uso habitual en las playas.

Aparte de los motivos de salud y medioambientales, la red de playas sin humo quiere mejorar la convivencia en la gestión de las playas, puesto que las playas sucias generan malestar en las familias, sobre todo si van con niños, y desde el punto de vista turístico cada vez se valoran más las playas sin humo como reclamo de un turismo familiar y que la suciedad genera más gastos en limpieza.

Solicitud formal, página web y material gráfico

Esta medida va acompañada de material informativo y gráfico que se ha enviado a todo los ayuntamientos de las islas para que puedan dar a conocer la iniciativa a la población. Así mismo, existe una página web, donde se indicarán las playas adheridas para que la ciudadanía sepa cuáles son. Los ayuntamientos que quieran adherirse tendrán que hacer la solicitud a la Dirección General de Salud Pública y difusión desde la propia página del ayuntamiento.

[Fuente: Consejería de Salud y Consumo. 17/07/2019]

[Foto: Consejería de Salud y Consumo]

Qué dice la prensa
*17/07/2019 ultimahora.es - Cala Estància, Cala Anguila y Sant Joan, primeras playas sin humo de Mallorca.