Categorías: COVID-19, Promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Epidemiología

COVID-19: Son Espases y Vall de Hebron tratan con éxito una niña de 12 años con una miocarditis

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Tras estar ingresada casi 45 días en el Hospital Universitari Vall de Hebron, diecisiete de ellos en la UCI Pediátrica, la paciente ha superado su situación crítica y ha recibido el alta. La niña, de 12 años de edad y con residencia en Mallorca, padecía, a consecuencia de la COVID-19, un síndrome muy infrecuente y que se produce, sobre todo, en niños y niñas de su edad.

El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (SIM-Ped) es una enfermedad que puede provocar el fallo de diversos órganos y, de manera más grave, del corazón.

La paciente, con miocarditis, estaba ingresada en la UCI del Hospital Universitario Son Espases, de Palma, en estado grave con fallo cardíaco fulminante sin respuesta al tratamiento. Se decidió su traslado al Hospital Universitari Vall de Hebron para recibir tratamiento con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO). Dicho tratamiento consiste en sustituir temporalmente, mediante una máquina, la función del pulmón o del corazón, de manera que permite que los órganos descansen mientras la patología de base se va curando.

“El traslado fue complejo —comenta el Dr. Joan Balcells, jefe de la UCI Pediátrica de Vall d’Hebron—, ya que estaba conectada a la oxigenación por membrana extracorpórea, una técnica compleja de la que dependía su vida, y teníamos que seguir además las medidas de seguridad por el aislamiento de COVID-19 durante todo el proceso del traslado”. "Dada la situación crítica de la niña, la única posibilidad era que el equipo de ECMO del Hospital Vall d’Hebron se trasladara a Son Espases para iniciar el tratamiento y trasladarla”, afirma el Dr. Juan Carlos de Carlos, jefe de sección de UCI Pediátrica de Son Espases. “La preparación y la coordinación de todo el dispositivo permitió que, en menos de seis horas, recibiera el tratamiento con ECMO y fuera trasladada al Hospital Vall d’Hebron”, enfatiza el Dr. De Carlos. El traslado fue coordinado por el Servicio de Atención Médica Urgente 061 de las Islas Baleares —con la participación de la Unidad de Transporte Pediátrico Balear— y contó con el apoyo de un avión militar medicalizado.

“En la UCI Pediátrica nos aseguramos que la máquina iba realizando su función mientras el corazón de la paciente se recuperaba. Tras recibir los tratamientos en la UCI y de poder retirarle la ventilación mecánica, pudo pasar a planta”, explica el Dr. Joan Balcells. La oxigenación por membrana extracorpórea reemplazó la función del corazón durante una semana. Cabe añadir que la niña padecía, además, una patología previa no asociada de entrada con la COVID-19, un hipertiroidismo causado por la enfermedad de Graves-Basedow.

“La paciente subió a planta ya estable, con una miopatía (patología que afecta a los grupos musculares) como consecuencia de haber estado paciente crítico y de COVID-19”, explica la Dra. Susana Melendo, de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría. “En planta ha recuperado su función miocárdica normal y no le ha quedado ninguna disfunción orgánica. Ahora está siguiendo rehabilitación muscular”. La madre ha expresado su agradecimiento a todo el equipo de profesionales, tanto de Son Espases como de Vall d’Hebron, que han tratado a su hija durante todos estos días.

[Fuente: Consejería de Salud y Consumo. 13/11/2020]

[Foto: Consejería de Salud y Consumo]

Información científica COVID-19

Vídeos COVID-19