Categoría: Calidad

El Centro de Salud Escuela Graduada mejora la accesibilidad

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El Centro de Salud Escuela Graduada (Palma) ha mejorado notablemente la accesibilidad adaptando el espacio a las personas con movilidad reducida.

Esta iniciativa forma parte del Plan de accesibilidad, elaborado conjuntamente con la entidad local PREDIF Illes Balears, y tiene por objetivo adaptar todos los centros de salud suprimiendo las barreras arquitectónicas.

La consejera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, visitó el centro el día 31 de octubre, acompañada por el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, entre otros.

Con un presupuesto de 50.000 €, las mejoras ejecutadas en este centro de salud han consistido en la adaptación y la señalización en sistema Braille de tres lavabos que se ubican en las plantas primera, segunda y tercera del edificio (los baños de la planta baja y el sótano ya estaban adaptados). Otras mejoras de la accesibilidad, como por ejemplo la construcción de rampas de acceso o la instalación de mostradores más bajos y anchos, no han sido necesarias, porque el centro es relativamente nuevo —se inauguró en 2009— y ya fueron incorporadas en el proyecto arquitectónico.

El Servicio de Salud ha destinado 313.323 € en la adaptación de varios centros, entre éstos, los centros de salud de: Santanyí (75.000 €), es Safrà (70.259 €) i Escola Graduada (50.000 €).

En virtud de un contrato subscrito con PREDIF Illes Balears, se realizaron auditorías previas para valorar las necesidades de los centros de salud. En los nueve centros donde se hizo la auditoría, se detectaron deficiencias tanto en el exterior como en el interior. El principal defecto observado en el exterior es la carencia de señalización de los vados y de los pasos de cebra. Entre las carencias en el interior, las más comunes son las siguientes:

  • Problemas para la movilidad: son las carencias que impiden la circulación libre por el edificio, como la anchura de las puertas de las consultas, de los lavabos o de los ascensores, las rampas de acceso, la adaptación de los lavabos, etc.
  • Deficiencias en la comunicación: son las que dificultan la ubicación correcta de las personas, como la señalización en sistema Braille y con color de alto contraste, la altura de las señalizaciones, de los mostradores y de los botones de los ascensores, o la colocación de barandillas.
  • Falta de material: son las relacionadas con la escasa disponibilidad de literas hidráulicas y de sillas de ruedas.

[Fuente: Consejería de Salud y Consumo. 31/10/2019]

[Foto: Consejería de Salud y Consumo]

El Web Infosalut utiliza cookies propias para mejorar la navegación. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entenderemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política del sitio web.