Categorías: Instituciones sanitarias, Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

Urología de Son Llàtzer realiza cien cirugías de próstata con láser HoLEP

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El Servicio de Urología del Hospital Universitario Son Llàtzer, dirigido por el doctor Carlos Gutiérrez, ha llevado a cabo más de cien intervenciones con cirugía de enucleación láser de próstata HoLEP. El doctor Antoine Teyrouz y el doctor Yago Lago son los encargados de este ambicioso programa, pionero en la sanidad pública balear y que empezó hace tres años para sustituir la cirugía abierta, hasta entonces imprescindible, para tratar el adenoma prostático de gran tamaño.

El doctor Teyrouz, uno de los responsables de la Unidad de Urología Funcional, Andrología e Hiperplasia Prostática Benigna (HBP), manifiesta que «los resultados obtenidos con la técnica HoLEP son excepcionales. La reducción del tiempo de hospitalización de hasta un 70%, combinada con una tasa de complicaciones mínima y excelentes resultados funcionales, demuestran la eficacia de esta innovadora técnica».

El HoLEP es un tratamiento endoscópico mínimamente invasivo que consiste en utilizar el láser de holmio para eliminar el tejido prostático que produce una obstrucción a la salida del flujo de la orina. El láser de holmio permite coagular mientras se corta el tejido, con lo que se disminuye sustancialmente el riesgo de sangrado, con una tasa de transfusión sanguínea menor de 0,5%.

La enucleación con láser de la próstata por medio del láser de holmio ofrece una alternativa mínimamente invasiva para pacientes con próstatas de cualquier tamaño e incluso próstatas ya operadas previamente con la resección tradicional o el láser verde.

El doctor Teyrouz añade que «esta técnica es especialmente adecuada para próstatas mayores de 40 cc y, a diferencia de la RTUP (resección transuretral de próstata) clásica, puede aplicarse en próstatas grandes de más de 80 cc, y es también una opción segura para pacientes con tratamientos antiagregantes debido al menor riesgo de sangrado».

Tras la cirugía se coloca una sonda vesical con un sistema de lavado continuo para prevenir que se formen coágulos. La duración de la intervención quirúrgica depende del tamaño de la próstata y puede ser de entre una y tres horas.

El tiempo de ingreso depende del tamaño de la próstata y puede ser de entre uno y dos días después de la intervención. Los pacientes habitualmente obtienen el alta y pueden regresar al domicilio, sin sonda, entre las 24 y las 48 horas posteriores a la intervención.

Una vez en el domicilio, a la semana de la intervención, los pacientes reciben una llamada telefónica de su cirujano para resolver dudas sobre la evolución y tratar las posibles incidencias o complicaciones, que en caso de darse suelen ser mínimas y consisten en un leve sangrado en la orina, urgencia miccional o incontinencia durante unos pocos días.

El doctor Teyrouz, respecto del futuro del programa, comenta que «con los resultados satisfactorios obtenidos y la prevalencia creciente de la HBP en nuestra comunidad, proyectamos duplicar el número de intervenciones en los próximos dos años. Para ello, estamos diseñando un plan para ampliar nuestra Unidad, formando a más urólogos del Servicio en esta técnica avanzada».

[Font: Conselleria de Salud. 28/03/2024]

[Foto: Hospital Universitari Son Espases]