Categoría: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

Son Llàtzer conmemoró el Día Mundial del Niño Prematuro

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Con motivo del Día Mundial del Niño Prematuro, el Hospital Universitario Son Llàtzer organizó diferentes actividades con el objetivo de reconocer, difundir y garantizar los derechos del prematuro y de su familia y colaborar en la reducción de la prematuridad y sus consecuencias.

Todos los años, el 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro, que recuerda que cada año se registran al menos 15 millones de partos prematuros. La jornada tiene el objetivo de dar visibilidad e informar sobre la importancia del cuidado de los niños nacidos antes de la semana 37 de la gestación

El lema de este año estuvo relacionado con los derechos del prematuro, que establece que: “Nacer demasiado pronto: brindar la atención adecuada, en el momento adecuado, en el lugar correcto.”

Entre algunas de las actividades organizadas por el personal de la Unidad de Neonatología, se encuentran la elaboración de felicitaciones para poner en las incubadoras y en las cunas y la confección de una tarta de pañales.

En la prematuridad, que aumenta en todo el mundo, intervienen factores biológicos, ambientales y sociales. Entre las causas más frecuentes del parto prematuro figuran el embarazo múltiple, las infecciones y las enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión, aunque a menudo no se identifica la causa.

Habitualmente los bebés prematuros deben permanecer en una unidad neonatal hospitalaria durante semanas, o incluso meses. Durante este periodo son fundamentales los cuidados de los profesionales sanitarios y la vinculación de los progenitores con el bebé.

Todos los miembros del equipo de salud de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Son Llàtzer trabajan con el propósito de brindar a los recién nacidos pretérmino un cuidado seguro y de calidad que incluya estas medidas. Tal conducta tiene en cuenta que el futuro de estos niños es una prioridad y, por lo tanto, la protección de su desarrollo neurológico resulta imprescindible. Sin embargo, sólo será posible alcanzar estos fines con el cuidado centrado en la familia, la presencia permanente de los padres y su participación en el cuidado, ya que su papel es único e irremplazable.

El año pasado nacieron en este hospital 104 prematuros, un cuarto de ellos menores de 32 semanas (<1500 grs. de peso), lo que suponen un 5% de todos los recién nacidos (la media poblacional nacional se estima en una incidencia de prematuridad del 6%).

[Fuente: Hospital Universitario Son Llàtzer. 15/11/2019]

[Foto: Hospital Universitario Son Llàtzer]