Categoría: Sociosanitario

Modificación y regulación de los servicios sociales de atención a personas mayores y a discapacitados

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

En el BOIB núm. 67, de 28 de mayo de 2016, se ha publicado el Decreto 31/2016, de 27 de mayo, de modificación del Decreto 86/2010, de 25 de junio, por el que se establecen los principios generales y las directrices de coordinación para la autorización y la acreditación de los servicios sociales de atención a personas mayores y personas con discapacidades, y se regulan los requisitos de autorización y acreditación de los servicios residenciales de carácter suprainsular para estos sectores de población.

El año 2013 se modificó la normativa anterior, incidiendo especialmente en las ratios de personal y en la definición de los requisitos de calificación profesional del personal cuidador.

Asimismo, la normativa del 2010 regula, entre otros aspectos, las titulaciones y calificaciones profesionales que tienen que acreditar el personal cuidador, los gericultors y las categorías profesionales análogas, así como el personal de ayuda a domicilio y el de asistencia personal. Aunque no todos los profesionales han obtenido la calificación, por esto se alarga el período para poder cumplir este requisito.

Por otro lado, resulta necesario prever un régimen especial de habilitación para las personas que han trabajado en el sector durante muchos años con total competencia profesional, pero a las cuales, por edad y circunstancias personales, resulta muy difícil obtener la acreditación profesional de acuerdo con el sistema actualment establecido.

En cuanto a las nuevas contrataciones de personal, se deberá garantizar que se realicen con la calificación profesional necesaria, mediante los títulos de formación profesional o los certificados que se determinan.

Igualmente, se debe incorporar a la normativa el caso de los servicios de acompañamiento para personas con discapacidad, así como la especificidad de las ratios de los servicios ocupacionales para personas con discapacidad por diagnóstico de enfermedad mental.

Con la modificación de la ordenación farmacéutica de las Illes Balears, en el mes de febrero de 2015, se obliga a las residencias a disponer o bien de un servicio de farmacia o bien de un depósito de medicamentos.

Finalmente, también se modifica el contenido del certificado que tiene que emitir la Dirección general de Trabajo, Economía Social y Salud Laboral relacionado con la calidad de la ocupación y se incluye la aprobación de la Cartera Básica de Servicios Sociales de las Illes Balears, respecto al servicio ocupacional yal servicio de promoción de la autonomía personal y prevención de la situación de dependencia para personas mayores y personas con discapacidad, así como al servicio de acompañamiento para personas con discapacidad como nuevo servicio dentro de la Cartera.

[Fuente: BOIB. Núm. 67. 28/05/2016]