Categoría: Formación continuada

El Hospital Comarcal de Inca aborda los problemas emergentes de salud que generan las agresiones producidas por animales

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

En el Hospital Comarcal de Inca se ha impartido una sesión clínica con el título “Agresiones producidas por animales: ¿problema emergente de salud pública?”, a cargo de Ramón García Janer, veterinario y jefe del Negociado de Vigilancia de Zoonosis del Servicio de Salud Ambiental de la Dirección General de Salud Pública y Consumo. La sesión, que ha sido seguida por el personal sanitario del Hospital, estaba dirigida especialmente a los equipos de los servicios de Urgencias y de Pediatría, ya que concretamente los profesionales especializados en salud infantil atienden entre el 35 % y el 40 % de los pacientes afectados por este tipo de agresiones.

La finalidad de la intervención de Ramón García Janer no ha sido tanto profundizar en el abordaje y el tratamiento de las heridas ocasionadas por mordeduras, sino más bien que los profesionales sanitarios conozcan el impacto y los problemas que pueden derivarse de este tipo de agresiones. Así pues, a lo largo de su intervención ha explicado las actuaciones de control oficial en materia de vigilancia y prevención de las enfermedades informando sobre la situación de la rabia animal y el riesgo de aparición de esta enfermedad en las Islas Baleares, y también ha incidido en los conceptos generales sobre la rabia en los animales y ha expuesto el nuevo protocolo de notificación de agresiones animales en nuestro sistema sanitario.

Por otra parte, ha informado de que  actualmente existe una presencia creciente del número de animales domésticos y más diversidad de especies en el entorno urbano, no solo de los tradicionales —como perros o gatos, entre otros— sino de numerosos animales exóticos, que hasta hace poco eran muy infrecuentes en el entorno doméstico, puesto que mayormente son originarios de otros países y de otros medios. Por esta razón y dado que se trata de un indicador de vigilancia epidemiológica de la rabia, la Dirección General de Salud Pública y Consumo ha impulsado esta iniciativa para actualizar los conocimientos en esta materia y, especialmente, situar debidamente el riesgo actual de introducción de esta enfermedad. Asimismo, el ponente ha trasladado al Hospital Comarcal de Inca los fundamentos del nuevo sistema de notificación de mordeduras, que los profesionales sanitarios deben remitir cuando atienden a pacientes que han sufrido este tipo de agresiones.

Con esta última sesión, impartida en el Hospital Comarcal de Inca, el Servicio de Salud Ambiental ha cubierto todos los centros de salud y los hospitales públicos de Mallorca, donde en total han recibido información sobre esta materia más de setecientos profesionales sanitarios —mayoritariamente médicos, aunque también personal de enfermería. 

[Fuente: Hospital Comarcal de Inca. 14/10/2014]