Categoría: Sociosanitario

Incorporación de las propuestas ciudadanas en el diseño del nuevo plan de usos de Son Dureta

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El Gobierno de las Illes Balears ha convocado a las entidades e instituciones integrantes del Consejo de Salud y del Consejo de Servicios Sociales para explicarles cuál ha sido el resultado final del proceso de participación ciudadana en el diseño del nuevo plan de usos de Son Dureta.

La reunión se celebró en Can Campaner, con la presencia de las consejeras de Salud y de Servicios Sociales y Cooperación, Patricia Gómez y Fina Santiago, respectivamente, y con la participación de los representantes de asociaciones, sindicatos y partidos políticos que han realizado aportaciones al proyecto.

Previamente, el proyecto se presentó en el Parlamento de las Illes Balears a los grupos parlamentarios.

El Gobierno inició el proceso de participación del proyecto de remodelación de Son Dureta el pasado mes de febrero.

El objetivo de este proceso participativo ha sido recoger las necesidades y propuestas de pacientes, profesionales y colectivos implicados, con el fin de que sean incorporadas en el proyecto de remodelación de Son Dureta y completar así los usos y servicios del futuro complejo sociosanitario de Mallorca.

Concretamente, un total de once entidades han presentado una treintena aportaciones al proyecto de reconversión de Son Dureta. Dichas propuestas, incorporadas ya en el nuevo plan de usos, contemplan, entre otras cuestiones, la inclusión de algunos servicios y espacios específicos que permitirán a estas entidades incrementar su actividad y mejorar la oferta a los usuarios.

Han presentado aportaciones colegios profesionales, como el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas, de Fisioterapeutas o Terapeutas Ocupacionales; asociaciones de pacientes, como Predif IB o la Asociación de Huntington; el Ayuntamiento de Palma y partidos políticos, entre otras.

Así pues, el antiguo complejo hospitalario Son Dureta contará con una vertiente sanitaria y otra social, y se convertirá en un espacio de atención integral para pacientes con enfermedades crónicas y sus cuidadores, así como para la atención a la dependencia y, en concreto, de personas mayores que necesita un recurso residencial con atención las 24 horas al día.

La nueva propuesta del plan de usos de Son Dureta prevé tres fases

La primera fase contempla el derribo del edificio de consultas externas, el Hospital Materno-Infantil y el inmueble donde estaban la cocina y los vestuarios. Ello permitirá la construcción de un nuevo edificio previsto en la segunda fase. Cabe recordar que el pasado mes de mayo, el Consell de Govern se dio para enterado del inicio del procedimiento administrativo para contratar la redacción del proyecto básico y la dirección facultativa de las obras de derribo de una parte de los edificios del Hospital Son Dureta. Dicho procedimiento está condicionado a la autorización definitiva de la Tesorería General de la Seguridad Social, quien tiene la titularidad del antiguo complejo hospitalario. Esta primera fase incluye también la construcción de un edificio de 8.000 metros cuadrados con 120 plazas, que se destinará a residencia para personas mayores en situación de dependencia.

La segunda fase incluye la construcción de un edificio de nueva planta de 36.000 metros cuadrados (edificio B) que esencialmente contará con un centro de cuidados especiales con 242 camas de larga estancia, el Centro Base de Valoración de la Discapacidad, cafetería, cocina, servicio de farmacia, mortuorio, servicio de admisión, servicio de laboratorio para extracciones y servicios generales. Este nuevo edificio permitirá, además, la creación de un espacio abierto para acceder al bosque de Bellver. En esta segunda fase se contempla también la remodelación del actual edificio de la Gerencia del 061, que integra el centro coordinador, el servicio 061 Salud Responde y el centro de formación, entre otros.

La tercera fase comprende la reforma del edificio de hospitalización, edificio semicircular de características singulares que tiene una superficie aproximada de 35.000 metros cuadrados. En principio, este edificio contempla albergar un centro para media estancia con 240 camas, una planta destinada a su uso por parte de las asociaciones, un centro de empleo de salud mental, espacio para la Fundación de Atención a la Dependencia, un área de docencia, un centro de rehabilitación, un hospital de día y una unidad de demencia. Asimismo, incluye un espacio para el Banco de Sangre y Tejidos, cafetería, cocina, servicio de farmacia, servicio de admisión, servicio de laboratorio y servicios generales.

[Fuente: Consejería de Salud. 27/06/2017]

[Foto: Consejería de Salud]

Noticias relacionadas en Infosalut
*15/05/2019 - Robots teledirigidos intervendrán en la demolición de Son Dureta.
*02/03/2018 - Acuerdos del Consejo de Gobierno de declaraciones de inversiones de interés autonómico en los hospitales de Baleares.
*19/01/2018 - El nuevo Son Dureta tendrá un centro de salud y un paseo para acceder al bosque de Bellver.
*01/06/2017 - Procedimiento para contratar la redacción del proyecto de demolición de una parte de Son Dureta.
*07/03/2017 - Se presenta el proyecto de remodelación de Son Dureta.