Categoría: Formación continuada

La Dra. Rosa Molina del Hospital de Manacor presenta una ponencia en el Foro de Ética y Deontología

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El pasado 22 de octubre de 2015 tuvo lugar la celebración del IV Foro de Ética y Deontología, organizado por el Colegio de Médicos de las Islas Baleares. Este año el tema abordado fue "La comunicación médido-paciente en situaciones clínicas complejas".

El Hospital de Manacor tuvo su representación en la Dra. Rosa Molina, jefe del Servicio de Psiquiatría, que participó con la ponencia "Habilidades de comunicación en problemas de salud mental".

Para todos los profesionales sanitarios es importante conocer técnicas de comunicación en este tipo de situaciones, dada su frecuencia en la práctica clínica, en especial si tenemos en cuenta que una de cada cuatro personas padecerá una enfermedad mental a lo largo de su vida.

El estigma, los prejuicios y las creencias erróneas que rodean a las enfermedades mentales han constituido durante años el principal obstáculo para la normalización de este tipo de enfermedades que se han encontrado marginadas incluso dentro de la medicina, bajo el temor de peligrosidad y agresividad.

Los problemas de salud mental pueden afectar a los pensamientos, las conductas o les emociones de las personas y provocar malestar o alterar su funcionamiento habitual familiar, social o de otras áreas de su vida.

Durante el Foro se abordaron conceptos generales sobre la comunicación en el entorno sanitario, pero especialmente se proporcionó información sobre técnicas específicas para mejorar las habilidades de comunicación en el día a día de la práctica médica asistencial y de algunas situaciones especiales de difícil manejo como el paciente agitado o suicida.

Por otra parte, del Hospital Son Llàtzer participó el Dr. Javier Rubio, vicepresidente de la Comisión Deontológica del COMIB y Médico del Servicio de Urgencias del citado hospital, que abordó "La comunicación en los servicios de urgencias: estrés compartido", señalando las características propias de los servicios de urgencias como son la elevada presión asistencial, los inciertos tiempo de espera, la necesidad de tomar decisiones rápidas, la frecuente tensión emocional, los recursos limitados, la estacionalidad, las guardias, las expectativas en ocasiones poco realistas de pacientes y familiares, la presencia enfermos críticos o la rotación del personal, hacen que surjan conflictos asistenciales y éticos que sean más comunes y relevantes que en otras áreas clínicas.

El presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Vizcaya y miembro de la Comisión Deontológica de la OMC, el Dr. Jacinto Bátiz, abordó "Cómo dar bien las malas noticias al final de la vida", señalando que la información al paciente no es un acto burocrático, sino un acto clínico como se recoge en el artículo 16.1 del Código de Deontología Médica de 2011: "El médico informará al paciente de forma comprensible, con veracidad, ponderación y prudencia. Cuando la información incluya datos de gravedad o mal pronóstico se esforzará en transmitir al con delicadeza de manera que no perjudique al paciente". Las situaciones de sufrimiento físico y emocional que se dan en los paciente en el final de la vida hacen que se deba cuidar al máximo esta delicadeza a la que se refiere el código al comunicarnos con el paciente y su familia.

[Fuente: Hospital de Manacor. 23/10/2015]

[Foto: Hospital de Manacor]

Calendario de formación

Julio   2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31