Categorías: COVID-19, Promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Epidemiología

Eivissa se eleva al nivel 3 de alerta por COVID-19

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El Consejo de Gobierno aprobó ayer que la isla de Eivissa suba de nivel 2 a nivel 3 de alerta por COVID-19. Además, las medidas de nivel 3 se refuerzan con el cierre de interiores de cafeterías, bares y restaurantes, y de locales de juegos y apuestas, y con el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas.

Estas medidas adicionales, publicadas en el día de hoy en dos BOIB diferentes: en el BOIB núm. 2, de día 5 de enero (medidas temporales y excepcionales) y en el BOIB núm. 2, de día 5 de enero (niveles de alerta), entran en vigor el 7 de enero y todas permanecen vigentes hasta el 26 de enero. A pesar de que las medidas actuales tenían que regir hasta el 12 de enero, el empeoramiento de los indicadores epidemiológicos, especialmente en Eivissa, y la necesidad de reforzar las medidas dirigidas a evitar todas las situaciones que puedan favorecer los contagios han aconsejado avanzar una semana la revisión de los niveles de alerta, que no cambian en el resto de las islas.

En cuanto a los indicadores, en fecha 1 de enero, las Illes Balears presentaban una incidencia acumulada a catorce días por 100.000 habitantes (IA14) de 538,95, lo que implica un crecimiento respecto al dato registrado el 25 de diciembre (522,51) y es una cifra muy por encima del umbral de 60 casos por 100.000 habitantes que el ECDC (European Center for Disease Prevention and Control) establece para definir un territorio en situación de riesgo. En el caso de Eivissa, el primer día de este año la incidencia acumulada a 14 días era de 246,77 mientras que el 25 de diciembre era de 137,92.

Además, la última semana el porcentaje de positividad de las pruebas realizadas los últimos 14 días se ha incrementado mucho más en Eivissa que en el conjunto de las Illes. Mientras que en las Balears ha pasado del 7,94 día 25 de diciembre al 10,09 día 1 de diciembre; en el caso de Eivissa, el porcentaje ha crecido del 4,41 % al 11,28 %.

En cuanto a la tasa de reproducción, indicador que mide cuántas infecciones nuevas se pueden generar de media a partir de un solo contagio (un valor superior a 1 indicaría que la epidemia se encuentra en situación de crecimiento, mientras que valores inferiores a 1 indicarían una contracción del número de contagios), el 31 de diciembre, el conjunto de las Illes registraba un valor de 1,02, lo que representa un descenso en comparación con el 23 de diciembre (1,38) e indica que la epidemia se encuentra en fase de estabilización. En cambio, Eivissa, que el 23 de diciembre se encontraba en 1,41, ha subido y, el 31 de diciembre, marcó 1,82, lo que indica una velocidad de crecimiento muy incrementada.

Por municipios, en la isla de Eivissa, Sant Antoni de Portmany ha sufrido durante los últimos siete días un fuerte incremento en la incidencia, que se sitúa actualmente en 402, sin que este aumento se pueda atribuir a la existencia de brotes con buena trazabilidad. Sant Josep y Santa Eulària superan los 200 casos, mientras que Vila se sitúa en 196.

En cuanto a la incidencia en mayores de 65 años, se ha cuadruplicado en los últimos siete días, a pesar de no haberse dado cambios en el número de positivos en las residencias.

Además, en Eivissa, el aumento de casos se ha traducido también en un fuerte aumento de la presión asistencial, con un 75 % más de ingresos hospitalarios en planta en los últimos 7 días y un 20 % más en cuidados intensivos.

En definitiva, los indicadores relativos a la incidencia del SARS-CoV-2 en la isla de Eivissa muestran un empeoramiento muy significativo y rápido, acompañado de una pérdida significativa de la trazabilidad de los casos y de un aumento importante de la presión asistencial, hecho que podría indicar la existencia de transmisión comunitaria. Además, los últimos días se han detectado incumplimientos importantes de las normas de prevención de la COVID-19 relacionados con las celebraciones navideñas, que podrían dar lugar a la aparición de más contagios en los próximos días.

Por este motivo, la Consejería de Salud y Consumo, después de analizar el informe del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de las Illes Balears, ha propuesto elevar el nivel de alerta en Eivissa y endurecerlo con el cierre de interiores de bares, cafeterías y restaurantes, y avanzar a las 22.00 horas el toque de queda, con el objetivo de frenar los contagios y proteger a la población.

[Fuentes: Consejería de Salud y Consumo. 04/01/2021 - BOIB. Núm. 2. 05/01/2021 - BOIB. Núm. 2. 05/01/2021]

[Foto: Centers for Disease Control and Prevention / Coronavirus / CC BY-NC-SA 4.0]

Noticias relacionadas