Categoría: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

Reunión en Son Llàtzer sobre el Plan Estratégico de Salud Mental de las Illes Balears

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

La consejera de Salud, Patricia Gómez, y el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, se han reunido en el Hospital Son Llàtzer con los profesionales que elaboran el nuevo Plan estratégico de salud mental de las Illes Balears 2016-2020, por lo que se ha formado un comité de once profesionales del ámbito de la salud mental (psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales), coordinado por el doctor Pablo Tobajas y supervisado por el coordinador autonómico de Salud Mental, Oriol Lafau.

La filosofía inicial para elaborar el nuevo Plan es la participación del mayor número posible de profesionales de la salud mental y de otros organismos que pueden aportar conocimientos por el hecho de trabajar con personas con algún trastorno mental, como Servicios Sociales, Educación y la Oficina del Defensor del Menor. Por eso se hizo un llamamiento al que han respondido más de un centenar de profesionales.

Entre las líneas estratégicas del Plan destacan la promoción, la prevención y la lucha contra la estigmatización de las enfermedades mentales; la revisión del modelo organizativo y de la cartera de servicios; la corresponsabilización institucional; las áreas de atención a la enfermedad mental y a los programas específicos; la epidemiología; la evaluación de los tics actuales en materia de salud mental; la formación y la gestión del conocimiento, y la investigación sobre la salud mental.

En noviembre de 2015, en el marco de una comparecencia parlamentaria, la consejera de Salud explicó los puntos fundamentales de la estrategia de salud mental:

  • Buscar modelos de atención de la salud mental por procesos asistenciales.
  • Incrementar progresivamente los servicios comunitarios y priorizar los servicios de proximidad: atención domiciliaria, unidades comunitarias de rehabilitación, centros de día, viviendas tuteladas y recursos de integración.
  • Garantizar una cartera de servicios comunes sanitarios y sociales de salud mental en todas las islas.
  • Elaborar y aplicar un plan de atención comunitaria de carácter polivalente y preventivo destinado a fomentar la autonomía de los pacientes.
  • Mejorar la organización en la atención de las drogodependencias.
  • Potenciar los servicios de atención dentro de los ámbitos infantil y juvenil.
  • Promover la salud y la prevención de las enfermedades mentales.
  • Ofrecer formación continua a los profesionales.

El bienestar mental es un componente fundamental de la definición de salud según la Organización Mundial de la Salud: las personas que sufren un trastorno de la salud mental presentan dificultades para vivir una vida plena y soportan un impacto enorme en su calidad de vida y en la de las personas de su entorno más próximo. La buena salud mental hace posible que las personas materialicen su potencial, superen el estrés normal de la vida, trabajen de forma productiva y hagan aportaciones a la comunidad.

Numerosos estudios muestran que todos los años un tercio de la población adulta sufre algún problema de salud mental, algunos de los cuales representan una gran carga de morbilidad, como la depresión, el trastorno afectivo bipolar, la esquizofrenia, los trastornos de ansiedad, el trastorno por abuso de sustancias, las discapacidades intelectuales, y los trastornos de la conducta y del desarrollo (incluido el autismo), que suelen iniciarse en la infancia y en la adolescencia.

En Baleares hay unas 185.000 personas a las que se ha diagnosticado algún problema de salud mental, de las cuales aproximadamente 5.000 sufren un trastorno mental grave.

[Fuente: Servicio de Salud de las Illes Balears. 15/07/2016]

[Foto: IB-Salut]