Categoría: Estudios y proyectos

Uso de biológicos y patrones de cambio en el asma grave

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario Son Espases y el Instituto de Investigación Sanitaria Illes Balears (IdISBa) han publicado un estudio, con datos del Registro Internacional de Asma Severa (ISAR) y del estudio US CHRONICLE, sobre el uso de biológicos y los patrones de cambio en pacientes con asma severa.

Borja G Cosío, neumólogo del Hospital Universitario Son Espases e investigador del IdISBa, ha participado en la publicación del artículo con el título "Real World Biologic Use and Switch Patterns in Severe Asthma: Data from the International Severe Asthma Registry and the US CHRONICLE Study" en la revista Journal of Asthma and Allergy.

Los registros internacionales ofrecen la oportunidad de describir el uso de biológicos para el tratamiento del asma grave en la práctica clínica actual. Nuestros objetivos fueron describir los patrones globales de uso de biológicos en la vida real (continuación, cambios y descontinuación) para el asma grave, dilucidar las razones subyacentes a estos patrones y examinar los factores asociados a nivel de paciente.

Se trata de un estudio de cohorte histórico que incluye a adultos con asma grave inscritos en el ISAR durante los años 2015-2020, o en el Estudio CHRONICLE entre los años 2018 y 2020 y tratados con un biológico. Se incluyeron once países (Bulgaria, Canadá, Dinamarca, Grecia, Italia, Japón, Kuwait, Corea del Sur, España, Reino Unido y Estados Unidos). Se definieron los patrones de utilización de biológicos: 1) continuar con el biológico inicial; 2) interrumpir el tratamiento biológico; o 3) cambiar a otro biológico. Se registraron los motivos de la interrupción o el cambio y se establecieron comparaciones entre los grupos. 

Se incluyeron un total de 3531 pacientes. Omalizumab fue el biológico inicial más común en 2015 (88,2%) y benralizumab en 2019 (29,6%). La mayoría de los pacientes (79%) continuaron con su primer biológico; el 10,2% lo dejaron; el 10,8% cambiaron.

El primer cambio más frecuente fue de omalizumab a un anti-IL-5/5R (49,6%). El cambio posterior más frecuente fue de un anti-IL-5/5R a otro (44,4%; 20/45).

La eficacia insuficiente o los efectos adversos fueron las razones más frecuentes para suspender o cambiar. Los pacientes que suspendieron o cambiaron tenían más probabilidades de tener un recuento de eosinófilos en sangre y una tasa de exacerbación más elevados, una función pulmonar más baja y una mayor utilización de recursos sanitarios.

La descripción de los patrones de la vida real en cuanto a la continuación, interrupción o cambio de biológicos mejora nuestra comprensión del uso global de los mismos. Los estudios prospectivos con criterios estructurados de cambio podrían determinar las estrategias óptimas para identificar a los pacientes que pueden beneficiarse del cambio.

Referencia del artículo
Menzies-Gow AN, McBrien C, Unni B, Porsbjerg CM, Al-Ahmad M, Ambrose CS, et al. Real World Biologic Use and Switch Patterns in Severe Asthma: Data from the International Severe Asthma Registry and the US CHRONICLE Study. J Asthma Allergy. doi: 10.2147/JAA.S328653. PubMed PMID: 35046670.

Enlaces Bibliosalut | Texto completo

Métricas
Consultad citas en Web of Science
AltmetricAltmetric

[Fuente: Bibliosalut]

[Foto: Infosalut / Espirometria / CC BY-NC-SA 4.0]