Categorías: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Instituciones sanitarias

El Foro de Atención Primaria advierte de que el primer nivel podría desaparecer si continúa la situación actual

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Las malas condiciones y la saturación que, desde antes de la pandemia vive la Atención Primaria, se están cronificando ante la ausencia de decisiones e inversiones que promuevan un cambio real de la situación por parte del Gobierno y las comunidades autónomas.

Tras dos años desde el inicio de la crisis sanitaria por la COVID-19 y una sexta ola en la que la burocratización del nivel asistencial ha mermado la capacidad de la atención a sus pacientes, las entidades y sociedades que forman parte de este Foro han querido dejar claro que se hace imprescindible la adopción de medidas urgentes que hagan posible la recuperación de este nivel asistencial, que sufre un momento de gravísima crisis tras el desgaste de la pandemia.

Por otro lado, en las últimas semanas se ha demostrado que el Plan de Acción de Atención Primaria 2022-2023 presentado por el Gobierno no responde a un interés real por cambiar la situación de este nivel asistencial, puesto que no se ha incluido un presupuesto finalista destinado a mejorar la inversión en la Atención Primaria y su ejecución por las comunidades autónomas, ni aparece reflejado en los últimos Presupuestos Generales del Estado.

Perpetuar la ausencia de inversiones y postergar sin fecha de aplicación los cambios que requiere el modelo actual asistencial sitúa la Atención Primaria en una situación nunca vivida anteriormente. Por ello, el Foro urge al Gobierno y CCAA a alcanzar los acuerdos que sean necesarios para agilizar la instauración de las reformas que este nivel asistencial requiere.

Todos estos motivos han llevado al Foro de Médicos de Atención Primaria a presentar la campaña informativa #DefendamosLaPrimaria, que culminará el próximo 20 de abril, fecha en la que se celebrará el Día de Atención Primaria. La campaña tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía de la importancia de este nivel asistencial y de lo que sucedería en el caso de que, como todo indica si no cambian las cosas, desapareciera. Por ejemplo, uno de los ejemplos que pondrían en evidencia la ausencia de la Atención Primaria sería la falta de una atención adecuada a los enfermos crónicos.

La Atención Primaria no necesita más documentos

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) señala que la Atención Primaria no necesita más documentos sino presupuestos, inversión y plazos, no declaraciones de intenciones. En el caso de los pediatras, se exige que en los planes de AP de las comunidades autónomas se tenga en cuenta la salud infantil. Para eso, las autoridades deben sentarse a hablar con los profesionales, que conocen la realidad de los centros de salud. Es la única manera de salvar nuestro modelo y de que los niños sigan teniendo pediatras en el primer nivel asistencial del sistema público.

Desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) se reivindica el papel del primer nivel asistencial dentro del sistema sanitario. La Atención Primaria ha sido maltratada de manera sistemática por todas las instituciones estatales, desde el Ministerio, consejerías e incluso por las universidades. Es necesario aumentar el peso de la Atención Primaria dentro de los currículos formativos del grado universitario y hacerla más notoria y atractiva para los estudiantes. Para ello, lo principal es abandonar la precariedad laboral y asistencial a la que están sometidos los médicos y médicas especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y pediatras de Atención Primaria. Que la vocación no sea una excusa para paliar las debilidades del sistema.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) alerta de la enorme preocupación por la Atención Primaria, con la tremenda sobrecarga a nivel laboral, psíquico y de presión por parte de una Administración que no ofrece soluciones. El maltrato a los profesionales supone que la AP sea un sitio donde la gente no solo no quiere venir, sino que busca salir de ella. Esto se resuelve haciéndola atractiva en cuanto a remuneraciones, condiciones laborales y capacidad de resolución y de investigación. La AP la salvan los profesionales, no la Administración, responsable de que los ciudadanos no tengan la atención sanitaria a la que tienen derecho y merecen.

Por su parte, los Médicos de Atención Primaria Rural del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), recuerdan que se necesita ya, en Atención Primaria, una política de personal apropiada con aumento, adecuación de plantillas y eliminación de la precariedad laboral. Una inversión real en sanidad, para alcanzar un presupuesto finalista para la AP como mínimo del 20% del presupuesto sanitario, eliminar la burocracia, un plan de sustituciones para cubrir las ausencias, potenciar la figura del tutor de medicina de Familia y Pediatría de Atención Primaria Urbana y Rural, aumentar el número de plazas de formación acreditadas y ofertar el 100% en la convocatoria MIR.

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) recuerda que la inversión en Atención Primaria ha sido mínima y, a pesar de que todos los gestores y diferentes administraciones de todo el arco político que dicen que es primordial, la realidad es muy diferente. Desde SEMERGEN vienen reclamando, desde hace años, que se aumente el presupuesto en AP y que el médico de familia tenga acceso a las pruebas diagnósticas y no existan barreras administrativas a la prescripción. De esta forma, la capacidad de resolución del médico de familia aumenta. 

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) señala que la Atención Primaria ha quedado tocada por la sexta ola, que la ha golpeado contundentemente y ha colapsado los centros de salud del país. Además de esto, desde el primer nivel asistencial se ha experimentado el rechazo social y las críticas contra unos profesionales de AP que suman altas cotas de burnout y ven invisibilizada la contención soportada durante dos años de pandemia COVID-19

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) lamenta que, un año más, se acerque la celebración del Día de la Atención Primaria sin que hayan llegado medidas efectivas que pongan fin a su situación de colapso permanente y la precariedad en la que desempeñan su labor los profesionales del primer nivel asistencial. Se ha pasado por hasta seis olas y, en cada una de ellas, las condiciones se han visto agravadas enormemente, sobre todo, en esta última en la que la gran carga de trabajo de burocracia ha restado un valioso tiempo a la labor asistencial de nuestros pacientes.

Para la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), las carencias y necesidades de los centros de salud, denunciadas de manera reiterada por los profesionales de Atención Primaria, han aumentado de forma exponencial con la crisis sanitaria provocada por la pandemia. Las colas de pacientes ante las instalaciones han puesto de manifiesto la compleja situación que antes no se visualizaba. Es necesario crear en AP un buen entorno laboral, con incentivos y reconocimiento profesional a nuestro trabajo, así como dotar a los centros de medios, recursos y, especialmente, de pediatras.

[Fuente: semFYC. 09/03/2022]

[Foto: Banc d'Imatges Infermeres. Ariadna Creus i Àngel García / Consulta infermera / CC BY-NC-SA 4.0]