Categoría: Promoción de la salud y prevención de la enfermedad

La mayoría de las enfermeras participantes en una encuesta del COIBA sobre la eutanasia defiende el derecho del paciente a decidir cuándo y cómo morir

Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Un 86,6% de las enfermeras de Balears que participaron en la encuesta realizada por el Col·legi Oficial d'Infermeria de les Illes Balears (COIBA) tras la aprobación de la Ley de la Eutanasia, considera que las personas tienen derecho a decidir sobre cuándo y cómo quieren morir, dentro de los términos legales. De ellos, un 66,8% lo afirmaron con toda seguridad, mientras que un 19,8% afirmaron que sí, aunque con reservas.

Esta es una de las principales conclusiones de la encuesta realizada de forma voluntaria y totalmente anónima a las 6857 enfermeras colegiadas durante el 2021 por la Comisión Deontológica del COIBA, de las que se recogieron en total 341 respuestas válidas. El objetivo de esta encuesta era identificar las actitudes y conocimientos de las enfermeras ante esta nueva prestación.

Respecto a su participación en la aplicación de la ley, un 65,6% está dispuesto a participar en la preparación y administración del fármaco, mientras que un 12,2% se negaría a hacerlo.

Si el paciente requiriese del apoyo de una enfermera para obtener los medios imprescindibles para ejercer él mismo su derecho, el 72% no objetaría, frente al 14,6% que sí lo haría.

Un 85,1% de las enfermeras estaría dispuesto a acompañar al paciente durante el proceso eutanásico, mientras un 8,2% lo rechazaría.

Un 59,8% de las enfermeras participantes señalaron que no solicitarían ejercer la objeción de conciencia, mientras un 10,5% prefirió no contestar y un 18,1% afirmó que seguramente no.

En el otro extremo, un 6,7% afirmó que solicitaría la objeción de conciencia con toda seguridad, mientras que un 5% lo veía probable pero no seguro.

Finalmente, un 90,7% de las enfermeras están dispuestas a participar en el proceso de diálogo y reflexión con un paciente que solicita ayuda a morir, algo a lo que objetaría un 5% de los profesionales que participaron en la encuesta.

Según la Comisión Deontológica del COIBA, estas cifras indican que las enfermeras están dispuestas a participar, juntamente con otros profesionales implicados, en todos los aspectos que la nueva ley dictamina. Las enfermeras a menudo ven y empatizan con el sufrimiento de personas que, debido al padecimiento de enfermedades graves, crónicas, incurables o imposibilitantes, no pueden ejercer una autonomía personal completa o simplemente quieren dejar de sentir un dolor físico insoportable. Estas son, según refleja la encuesta, los principales motivos que llevan a las personas a solicitar la eutanasia, a ojos de las enfermeras.

Las enfermeras que participaron en el estudio destacaron también su disposición en general a participar en un programa formativo específico sobre la prestación de ayuda a morir (78,4%), mientras que un 12,2% objetaría. En relación con los aspectos relacionados con la eutanasia o el suicidio médicamente asistido en los que desearían recibir formación, el 42% se refirió a aspectos relacionados con el contenido y desarrollo de la Ley, el 46,4% a aspectos éticos, mientras que un 5,9% no estaría interesado en recibir formación.

En opinión del COIBA, estos datos manifiestan la necesidad de las enfermeras de adquirir o mejorar sus destrezas y habilidades en relación con todo el proceso que lleva a cualquier persona a solicitar la prestación de ayuda a morir. Esta formación es necesaria para garantizar que este derecho sea practicado con todas las garantías que la Ley establece.

[Fuente: COIBA. 24/03/2022]

[Foto: Ashley Rose / you live your life in the saddest way i've ever / CC BY-ND 2.0]

Qué dice la prensa
*24/03/2022 redaccionmedica.com - El 87% de las enfermeras están a favor de la eutanasia.